Editorial por: José Luis Galván

Un gran amigo formado en las filas de la izquierda que alguna vez bautizamos como “Fifi de izquierda”, me comentó que tenia que escuchar a Donají, el había colaborado con ella en la CDMX en el partido Morena y aunque mi interés era ir a escuchar las propuestas de Mario Delgado candidato al Presidencia Morena, me encontré una grata sorpresa en la candidata a la Secretaría General del mismo partido: Donají Alba.

Me dio gusto llegar al reciento y ver algunos rostros que no veía desde la campaña del 2018, así como amigos que siempre están en la participación política, como Álvaro Suárez candidato al Senado, Ramiro Alvarado actual coordinador de los diputados locales de Morena, Santiago González diputado federal entre otros; también andaban mujeres valiosas como la diputada Guillermina Alvarado, Tatiana Clouthier diputada federal y aspirante al gubernatura del estado de Nuevo León y por supuesto Donají Alba.

¿Pero quién es Donají Alba? Una mujer carismática, con un gran elocuencia al hablar, defensora comprometida de los derechos de las mujeres, como de la comunidad LGBT, una ciudadana que se involucra con pasión en los problemas de la sociedad, traductora, Catedrática, intelectual y recientemente fue candidata a la Secretaría General por el partido Morena.

Mas allá de las propuestas que dio en su mensaje entre las que destacaban que serían un comité itinerante para estar presente en todo el país, de apoyo total a las candidaturas de las mujeres, de reforzar el instituto de capacitación del partido en el cual ha colaborado entre otras propuestas; pero lo que más me sorprendió gratamente, fue que nos dijera que ella nunca había estado en la política, que comenzó con Morena cuando se fundo el partido apenas hace ocho años.

Sin duda algo atípico en una elección de esta envergadura; un mujer que, con aparente poca experiencia en política, pudo llegar a ser la Secretaria General de un partido nacional y aún más, ¡del partido en el poder!; pero es quizás esa misma singularidad, la que le daba un frescura y un gran respaldo a la candidatura de Mario Delgado.

Quizás este articulo debería resaltar más a quien encabeza la formula por la presidencia de Morena por la gran experiencia en la política y en la función pública de Mario Delgado; Senador, Secretario de Finanzas y de Educación en la CDMX, actualmente coordinador de los Diputados Federales de Morena, entre otros puestos, se nota en su quehacer político una basta experiencia, pero creo que combinado con la frescura, inteligencia y capacidad de Donají Alba; hubiera sido una gran fórmula al frente de la dirigencia del partido #Morena.

Desgraciadamente para los ciudadanos y la política del país, no se dio. En la encuesta de reconocimiento no fue de las más conocidas, la falta de puestos de poder, la poca exposición en medios que te da el andar siempre picando piedra, trabajando intensamente sin reflectores.

Sin duda con esta experiencia y con miles de casos como el mío, que nos conquistó en esta campaña con su autenticidad, frescura, sinceridad, pasión y sobre todo la honestidad que refleja, va a tener una participación relevante en Morena.

Pongan atención: Donají va a estar presente en la política nacional.

VA SER UNA NUEVA ESTRELLA EN EL FIRMAMENTO POLÍTICO