La Fiscalía General de la República no pidió prisión preventiva para Emilio Lozoya Austin por el caso Odebrecht, así el ex director de Pemex seguirá su juicio en libertad.

El juez de control lo vinculó a proceso por los delitos de los delitos de lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho, pero esta vez la FGR no solicitó la prisión preventiva como medida cautelar como pasó ayer en el caso Agro Nitrogenados por lo cual el ex director de Pemex enfrentará el proceso en libertad solo con un brazalete.

Odebrecht entregó 10.5 millones de dólares a la campaña de Enrique Peña Nieto, detalló la Fiscalía General de la República y señaló a Emilio Lozoya como el responsable de negociarlo, pero dijo que fue obligado.

Al igual que con la imputación de Agro Nitrogenados, el ex director de Pemex argumentó que lo presionaron y dijo que denunciaría a los responsables.

“Quiero hacer de su conocimiento su señoría que con relación a los hechos que se imputan fui intimidado, presionado influenciado e instrumentalizado”, dijo al juez Juan Carlos Ramírez Benitez.

“Denunciaré y señalaré a las personas responsables de estos hechos y los posibles beneficiarios de los mismos”, agregó Lozoya

Pero por ese proceso tampoco irá a la cárcel, el juez decretó las mismas medidas cautelares: ser retenido en el hospital donde se encuentra, entregar el pasaporte y ponerle un rastreador electrónico.

La FGR planteó que cuando Lozoya era parte del comité de campaña de Enrique Peña Nieto recibió 4 millones de dólares de la empresa Odebrecht, a través de su representante Luis Alberto M, a cambio de contratos de Pemex en los estados de Hidalgo, Veracruz y Tamaulipas.

“De 2011 a 2014, en México se hicieron sobornos por 10.5 millones de dólares para asegurar contratos en diversas obras públicas», mientras que en México se obtuvo un beneficio de 39 millones de dólares «por la adjudicación de obras».