La primera comparecencia de Emilio Lozoya, ex director de Pemex, por corrupción terminó con su vinculación a proceso, la solicitud de este como testigo colaborador y llevara su juicio en libertad.

En las 11 horas que duró la audiencia, la Fiscalía General de la República (FGR) presentó pruebas para que el juez lo considerara posible participante en el blanqueo de recursos obtenidos de manera ilícita mediante la compra de la planta de Agro Nitrogenados que ocasionó un perjuicio a Pemex por aproximadamente 8 mil millones de pesos.

El juez federal Artemio Zúñiga Mendoza concedió a la Fiscalía mantener retenido a Lozoya en el Hospital, le retiró el pasaporte y le colocarán un brazalete electrónico.

La Fiscalía solicitó la vinculación a proceso de Lozoya sobre la investigación en su contra, contra su hermana Gilda Margarita y contra el presidente de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, por la compra de una casa con recursos de procedencia ilícita.

Dinero que le habrían dado para que Pemex comprara con sobreprecio la planta de Agro Nitrogenados.

Además, sus abogados defensores solicitaron a la FGR aplicar el “criterio de oportunidad” para colaborar con ellos en acusaciones de corrupción contra otros ex funcionarios.