Van Patriotas “de nuevo” al Super Bowl; enfrentan a las Águilas de Filadelfia

Por Luis Line-backer

Con dos partidos contrastantes, quedaron definidos los dos equipos que disputarán el Super Bowl LII (52), las Águilas de Filadelfia son los campeones de la Conferencia Nacional (NFC), y enfrentarán a los Patriotas de Nueva Inglaterra que son los vigentes campeones de la NFL.

El pase al Super Bowl para los Patriotas no fue nada fácil, en un partido donde los Jaguares dominaron casi tres cuartos de partido y estuvieron arriba en el marcador, hasta que aparecieron los castigos y un error de ejecución que abrió el camino para que Tom Brady hiciera la clásica remontada en el último cuarto.

La defensa de Jaguares se comportó a la altura, sin embargo, dos castigos consecutivos, dieron la oportunidad a Patriotas y así vino el primer touchdown de Dany Amendeola  a pase de Brady –quien jugó con la mano derecha lastimada- y con el punto extra la pizarra se colocó 17 a 20 en favor de Jacksonville.

En la siguiente serie ofensiva, Blake Burtles, mariscal de Jaguares no pudo conseguir el “primero y diez” y su equipo le devolvió el ovoide a los Patriotas cuando restaban 2 minutos y 23 segundos por jugarse.

De esta forma, Tom Brady condujo una serie ofensiva “relámpago” que constó de 4 jugadas para llegar al momento en que lanzó un pase al fondo de la zona de anotación donde apareció nuevamente Amediola para colgarse del balón y tocar con ambos pies para marcar el ‘touchdown’ de la remontada (24 a 20), en favor de Nueva Inglaterra.

Brady completó 25 de 38 pases lanzados para sumar 290 yardas, con dos envíos de anotación, mientras que por Jaguares, su corredor estelar, Leonard Fournette a penas consiguió 76 yardas en 28 acarreos (y una anotación).

En Filadelfia, las cosas fueron muy distintas, ya que los favoritos Vikingos de Minnesota, de cuya defensiva “se hablaron maravillas” solamente participaron en el primer cuarto. Las Águilas remontaron una desventaja de siete puntos, y tras anotar su primer ‘touchdown’, alzaron el vuelo hacia el Campeonato de la NFC.

Filadelfia terminó venciendo 38 por 7 a los Vikingos, en un partido que se definió desde la primera mitad, después de que Case Keenum puso al frente a Minnesota en su primera serie, la línea defensiva de las Águilas “se arremangó” y presionó sin cesar al pasador con fuerte empuje en el centro de la trinchera y velocidad en los extremos.

Los Alas defensivos Chris Long y Derek Barnett capitalizaron la presión por los extremos de la línea de golpeo al provocar el primero, la intercepción devuelta para anotación que desencadenó la euforia en el Lincoln Financial (Filadelfia) con un certero golpe al brazo de Keenum cuando soltaba el pase, mientras que Barnett provocó el segundo el balón suelto de Jaguares que preparó el pase de touchdown de 53 yardas de Nick Foles a Alshon Jeffery que prácticamente sentenció el juego al darle ventaja de 21 por 3 a las Águilas, en el segundo cuarto.

Al ataque, Nick Foles tuvo el mejor juego de su carrera al ejecutar con efectividad el plan de juego creado para contrarrestar la agresividad de la línea defensiva de los Vikingos y conseguir 352 yardas por aire con 3 envíos de ‘touchdown’ que le dieron seguridad y dominio a las Águilas.

Las anotaciones consecutivas de LeGarrette Blount (en acarreo de 6 yardas) y Alshon Jeffery (jugada de pase) además de un gol de campo de Jake Elliot generaron 17 puntos en favor de Filadelfia (sin respuesta de Jaguares) definiendo el partido en pleno segundo cuarto.

Aunque se habló mucho de la efectiva defensa de Minnesota, previo al partido, la realidad en el campo fue hacia el lado contrario, ya que las Águilas provocaron 2 balones sueltos y consiguieron 2 intercepciones sobre Case Keenum, limitando al ataque terrestre vikingo a una ganancia total de 70 yardas.